El esfuerzo es la base del triunfo

El esfuerzo es la base del triunfo

viernes, 4 de julio de 2014

Etapa 3 : Bodenaya - Borres


DATOS DE LA ETAPA:

Distancia: 29,2 Kms
Tiempo: 7h 45m
Albergue de Borres: Muy normal. No hay restaurante. Platos combinados

DESCRIPCION DE LA ETAPA

Tal y como nos prometió el hospitalero Antonio, el despertar en el albergue de Bodenaya ha sido con música. Nadie se quería levantar de lo bien que estábamos. Nos ha preparado el desayuno y antes de partir nos hemos una foto todos los peregrinos. Parecemos la gran familia: la abuela Pilar con el nieto, Juan con su hija, Víctor con su mujer y nosotros con Alicia y Lorena que ya las hemos adoptado. Este albergue nos ha unido a todos.


Hemos salido todos juntos a las 7,15h y empezamos a andar con las primeras nieblas.


No tardará en salir el sol. El paisaje se presenta bastante bonito.


Aprovechamos una de tantas fuentes que hay en el camino para fotografiarnos
.

La niebla aparece y desaparece dependiendo del valle donde te encuentres


La gran familia de nuevo ante un árbol que nos saluda


Nos hemos divido en dos porque Lorena ha pasado mala noche y no se encuentra muy bien


Llegamos a Tineo y aprovechamos que pasa un peregrino para hacernos una foto en una estatua dedicada al peregrino. Aquí nos despedimos de Lorena porque cada vez se encuentra peor. Un beso Lorena espero que te recuperes y nos encontremos nuevamente en el camino. Eres un encanto de chica y nos alegra mucho haberte conocido


Todavía nos quedan 17 Kms y las vistas desde Tineo son espectaculares.


Nuevamente nos encontramos a los mismos peregrinos que nos hicieron la foto en Tineo y nos volvemos a hacer una nueva foto con el nuevo valle. El día es ideal


Nos quedan 3 Kms para llegar a nuestro destino, Borres y como no hay restaurante decidimos tomar un plato combinado en el restaurante Ricardo de Campiello. Nos han tratado muy bien, lo aconsejo. En ese momento llegan Juan con su hija, que se habían desviado del camino, y comen con nosotros.


El albergue no es ningún lujo pero los pocos que estamos tenemos un buen ambiente. A las 8 de la tarde nos vamos al barin del pueblo (así se llama) que está un poco alejado del albergue y nos tomamos un plato combinado con sidra, pues no sirven menús, el pueblo es muy pequeño. Hemos pasado un rato muy agradable con Gloria, la dueña del bar, una auténtica asturiana.


Pronto a la cama porque mañana, si no hay niebla, queremos hacer la ruta de los hospitales y dicen que es una etapa muy dura

2 comentarios:

  1. Què recuerdos despiertan en Mi estas Imagenes, te dije alguna vez què una de las cosas què màs disfrute en el Camino eran los momentos cuando Compartia la mesa con Ustedes?
    Saludos Cristòbal.
    Jaime el Mèxicano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jaime por seguirnos en el blog. Este camino es muy bonito, aunque no tiene nada que ver con el camino francés. Yo también me acuerdo de ti. Un abrazo.

      Eliminar